TECNOLOGÍA

En la actualidad la tecnología nos inunda y no podía ser menos en el ámbito de la investigación privada. Los dispositivos electrónicos suponen una ayuda imprescindible y los detectives privados deben conocerlos y saber hacer uso de ellos, respetando siempre la legalidad vigente.
Hoy el mismísimo James Bond se sorprendería de lo anticuados que han quedado los recursos otrora novedosos de sus películas. La nanotecnología ha permitido reducir a su mínima expresión toda suerte de grabadores, cámaras, visores, gps, etc. convirtiendo a los buenos detectives privados en unos expertos en tecnología, programas diversos, y la edición y tratamiento de imágenes o sonidos.
Nuestros detectives se han formado rigurosamente y tienen una formación superior en dispositivos de vigilancia y contravigilancia.